viernes, 17 de julio de 2015

PODEMOS E IZQUIERDA UNIDA: ¿COMPRENSIVOS CON SYRIZA?

El pasado domingo 12 de julio, el Gobierno de Syriza en Grecia alcanzó un acuerdo con la Unión Europea absolutamente contrario al programa electoral con el que Syriza ganó las elecciones en enero pasado y a lo manifestado por el pueblo griego en el referéndum del pasado 5 de julio.

El PP y el PSOE se apresuraron a aplaudir el acuerdo. Entienden que el mismo mantiene en el redil del neoliberalismo salvaje europeo a un país que como Grecia estaba poniendo sobre la mesa de negociación herejías tales como la renegociación y quita de una parte de su deuda pública, así como políticas sociales y fiscales pensadas para las personas que peor lo están pasando con los sucesivos planes de rescate. Curioso que los planes de rescate hundan a las personas, aunque no tanto si sabemos que el objeto de dichos planes no es mejorar la vida de la gente, sino salvar a los bancos, a sus gestores y a sus accionistas.

Alberto Garzón, candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno de España, ha afirmado que "El acuerdo no sirve para recuperar la economía griega, sólo para humillar al pueblo. Es más veneno".

Podemos, por boca de Nacho Álvarez, portavoz de su Consejo de Coordinación, el pasado martes 14 de julio en rueda de prensa afirmaba que "Grecia no es España, y que el acuerdo alcanzado por Grecia pone de manifiesto el fracaso de otra concepción de Europa". Incluso Errejón ha señalado que Podemos votaría sí en el Parlamento al acuerdo alcanzado entre la UE y Grecia.

Tanto en IU como en Podemos echo en falta una toma de postura crítica con respecto a la posición que finalmente ha adoptado Syriza con la firma del acuerdo. Quizás porque ambas formaciones políticas han mantenido en todo el proceso una posición muy cercana y cómplice con Syriza, posición que ahora no saben muy bien cómo gestionar en la medida que Syriza ha firmado un acuerdo que ha traicionado la voluntad de una amplia mayoría del pueblo griego expresada en referéndum. Para IU y Podemos ¿era esta la única salida “posible”, la más conveniente para el pueblo?.

A nadie se le escapa que el proceso de negociación entre Grecia y la UE ha sido largo, doloroso, difícil y complejo. El propio Yanis Varufakis lo ha comentado con posterioridad a su dimisión como Ministro de Economía de Grecia. De acuerdo. Creo que tomar la decisión de firmar el acuerdo debería haber contado previamente con un debate sobre las posibles alternativas al mismo, sobre los planes B o C. En este caso, después de conocer la postura inflexible de Alemania, la alternativa al tercer rescate era sencillamente la salida del euro.

La salida del euro no hubiera sido una panacea para afrontar la crisis profunda del pueblo griego, pero le hubiera permitido mantener su dignidad, respirar y tomar las riendas de su propio destino, aplicando nuevas políticas económicas para hacer frente a una situación enquistada de pobreza y humillación, situación que el tercer rescate no va a hacer más que agudizar. La salida del euro, autogestionada desde la conciencia y la participación ciudadana podría haber servido para comenzar a construir OTRA EUROPA posible.

La Unión Europea que tenemos es la del acuerdo con Grecia. Una Unión Europea que no respeta la dignidad ni la voluntad de los pueblos oprimidos de dentro y de fuera de sus fronteras. Todo Norte tiene su Sur, incluso dentro del mismo Norte. De ahí que estemos ante momentos donde toca renegar del europeísmo real, plantarnos y construir una nueva Europa de acuerdo con principios de respeto a las personas y a la Madre Tierra. Y claro, si había que salirse de ESTA EUROPA pues adelante. Era el momento, con todo el apoyo mayoritario del pueblo griego al lado, y en vez de por la dignidad se ha optado por la humillación.

7 comentarios:

Vicente Juan Nácher dijo...

Hola Goyo. Me voy a permitir un comentario sobre tu planteamiento, que por otra parte suscribo en su totalidad.
Creo que Syriza ha pecado de arrogancia al no plantear desde el principio un plan B sólido de salida del euro. Si llegados a finales de junio la negociación seguía por donde suele, plantear el referéndum como salida del euro o yugo monetario.
No habiendo desarrollado el plan de salida del euro, Syriza ya sólo tenía un camino posible porque el corto plazo habría sido sencillamente la quiebra del estado con consecuencias imprevisibles, pero de seguro tragicas.
Creo que esa debería ser la gran acusación a Syriza: no haber aceptado desde el principio que podían perder en la negociación.
Saludos, y gracias por seguir en la brecha.
Vicente Juan.

Julián dijo...

Ciertamente es fácil opinar sobre una situación tan peliaguda como la que ha tenido que vivir Tsipras con tan terribles negociadores, pero también es cierto que se debe abandonar ya el "no había alternativa" si queremos hacer las cosas de otra manera. Con esa razón-excusa el PP ha hecho todo lo que ha hecho estos años. ¿Puede ser una alternativa política quienes no descartan ese argumento, quienes son comprensivos con quienes hacen lo contrario de lo que prometieron porque no había otra? Si no nos vale con el PP no nos puede valer con nadie.

FZS dijo...

Hola Goyo:

Me parece muy interesante tu opinión y, sobre todo, muy valiente y sincera, especialmente teniendo en cuenta los tiempos que corren.Yo no tengo una formación en temas económicos más allá de cuatro conceptos muy, muy básicos y quizás por eso me atrevo a preguntarte:
-¿Se han identificado los verdaderos problemas (causas, protagonistas, políticas, prácticas,...?) que han generado la crisis griega?...Si no es así, por muchos y cuantiosos rescates el dinero se seguirá perdiendo en un extraño limbo macroeconómico sin llegar a solucionar los problemas de la gente de la calle.
-¿Es tan fácil salirse del euro? ¿No tendrían que seguir pagando la deuda? ¿Qué vendría después del actual corralito?
En fin, me encantaría que me contestaras y explicaras estas cuestiones. En las conversaciones que mantengo no salgo de tres o cuatro datos, probablemente equivocados, como el de las piscinas y el catastro...pero unas compañeras de trabajo griegas me contaron que cobran aproximadamente un 30% menos desde hace ya unos años, que la gasolina es mucho más cara que en España por los impuestos y así les ocurre con artículos normales de consumo diario (fueron a un supermercado a Ciudad Real y se les saltaban las lágrimas al ver los precios...no es chiste ni recurso literario) ¿dónde va a parar ese dinero supuestamente recaudado?
En fin, un abrazo y muchas gracias por tu trabajo y tus posicionamientos. Paco

Goyo dijo...

FZS, no cabe duda que desde hace demasiado tiempo los sucesivos gobiernos de Grecia no han sido ejemplo de buen hacer. Tampoco cabe duda de que ha sido el pueblo el que ha pagado la mayor parte de sus desmanes. El mismo pueblo que al votar a Syriza y al manifestarse en el referéndum apostó por comenzar a hacer las cosas de otra manera. No hay mecanismo establecido para salir del euro, pero cualquier país, en el ámbito de su soberanía puede tomar esa decisión (por ejemplo, en la UE países como Dinamarca, Suecia y Reino Unido no forman parte del euro por decisión propia). Seguir asumiendo el pago de la deuda (no decretar la quiebra) sólo conduce a un tercer, cuarto y quinto rescate, a cada cual más duro. El propio FMI ha reconocido que el pago de la deuda es imposible, y es preciso asumir una quita importante.
Julián, la alternativa es la salida del euro. ¿Por qué Syriza no la planteó desde el primer momento cuando se percató en la negociación de que la Troika no iba a mover un ápice su postura? La Troika no quería acuerdo, tan solo hundir a Syriza. Y esto enlaza con lo que señala Vicente Juan: el plan B había que tenerlo definido y la población debería haberlo conocido desde el principio, para llegado el caso, haber decidido.
Ya se que la situación no era de gusto. Que ni a mí ni a nadie nos hubiera gustado estar en una negociación como esa, donde se elegía entre los malo o lo peor, pero creo que, si se está, había que haber planteado más opciones y más debate público antes de tomar la decisión final.

Vicente Juan Nácher dijo...

Goyo, mira por donde Krugman coincide con nosotros: "Esperaba al menos un plan para poder decir: 'Esto es lo que haremos si no obtenemos el rescate'"
(http://economia.elpais.com/economia/2015/07/20/actualidad/1437384817_524798.html).
Como bien dices el ambiente debió ser opresivo durante la negociación, pero cabía esperarlo de semejantes personajes.
Esperemos que quien quiera que las urnas designen para representarnos el próximo año - porque la alternativa es que sigan los de siempre - vaya más preparado.
Por si acaso iré pidiendo cita en el confesionario.

Anónimo dijo...

ya en el 2010 con papandreu se denunciaba en e parlamento europeo lo absurdo, o mas bien lo interesado, de estos rescates. francia y alemania vendieron a grecia armas y equipos militares por mas de 4mil millones de euros. el dinero que va a grecia como rescate, vuelve a los bancos acreedores que lo prestaron. lo absurdo e hipocrita de estas "ayudas" respecto del punto de vista de la justicia, igualdad, solidaridad, etc sólo se puede comprender desde la perspectiva del interés, como siempre, de los de siempre. ¿y porque no sale esto en los medios de comunicacion? porque pertenecen a las empresas de los interesados.
En realidad, a groso modo es muy muy sencillo: ¿Quien esta ganando, quien está perdiendo? esto pasa en todas las situaciones. y siempre ganan las mismas megacorporaciones y las concentraciones de capital.
por eso vivimos en un mundo de usura, guerras, miedos infundados, mentiras y extorsión a la alternativa.
seguimos en la edad media

salud

carlos

jregadera dijo...

Por si es de vuestra curiosidad, enlazo al film de Syriza: https://vimeo.com/138683015
Saludos