viernes, 5 de septiembre de 2008

CASTILLA-LA MANCHA Y EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA REGIÓN



El jueves 4 de septiembre, el Presidente de Castilla-La Mancha anunció en el Debate sobre el Estado de la Región un decálogo de medidas para hacer frente a la actual coyuntura económica (ver aquí). Por su parte, la Presidenta del Partido Popular (PP) en Castilla-La Mancha, en el propio debate presentó un programa de gobierno frente a la crisis (ver aquí).

A continuación voy a hacer un repaso y comentarios, sin ánimo exhaustivo, sólo por alguna de ellas. Fueron muchas más las cuestiones que se trataron en el mencionado debate, pero las dejaremos para otra vez.

1) En cuanto a las medidas fiscales el Presidente de la Región hizo referencia a la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, con efectos 1-1-2008, que beneficiará a 60.000 contribuyentes. Esta medida, como no podía ser de otra manera, contaba desde hace tiempo con el beneplácito del PP. Sólo señalar que esta supresión se llevó a cabo en el tiempo con carácter previo a la crisis económica y que se trata de una medida regresiva donde las haya, es decir, que beneficia mucho más a los colectivos con más renta y patrimonio, que suelen ser los que hasta ahora pagaban la mayor parte de la recaudación de este impuesto. Si lo que se pretendía era favorecer un poco a la multitud de personas de rentas bajas que pagaban pequeñas cantidades por este impuesto, se podía haber realizado una exención hasta un mínimo, pero con la supresión generalizada se ha perdido recaudación impositiva en momentos en que es necesario reforzar políticas sociales y de otra índole (pensemos en las maltrechas arcas municipales).

Efectivamente, el PP en materia de impuestos lo tiene muy claro: bajarlos, para que “los ciudadanos tengan más dinero en sus bolsillos”, es decir, los que tienen mucho tengan mucho más, y los que normalmente tienen poco, tengan un poquito más. Que los ciudadanos se apañen como puedan, que ya son mayores para organizarse, y eso de servicios públicos estatales con carácter universal que ayuden a reducir desigualdades, pues como que no.

También comentó la Presidenta del PP regional la necesidad de luchar contra el despilfarro en las administraciones públicas y en las empresas públicas, pero olvidando curiosamente que ha sido la codicia de las entidades financieras y especuladores inmobiliarios la que está detrás de esta crisis. Si, efectivamente, son empresas privadas que han hecho sus negocios a golpe de hipotecas asfixiantes para las familias, con la connivencia de una legislación urbanística y de control financiero permisiva y, en algunos casos, contando con el apoyo de responsables públicos corruptos.

2) El Presidente de la Región también hizo referencia a las medidas relacionadas con la vivienda haciendo hincapié en el nuevo tipo de viviendas de iniciativa público-privada, que están por debajo de las viviendas de precio libre. También señaló el incremento en un 20% la reducción ya existente en el IRPF por adquisición o rehabilitación de vivienda. En este apartado se refirió a las actuaciones encaminadas a la diligencia administrativa que implica reducir a la mitad el tiempo de transformación de suelo cuando se dedique a viviendas protegidas.

Es decir, en vez de plantear sobre la mesa una ordenación del sector de la construcción residencial en Castilla-La Mancha, tendente a frenar su voraz apetito de suelo y a asumir sus errores de previsión, se sale en pos de su salvación. ¿Acaso en los últimos 14 años de boom y burbuja inmobiliaria las empresas constructoras han socializado sus inmensos beneficios con las comunidades de su entorno? ¿Acaso no han sido firme defensoras de la liberalización de suelo para construir con las menores trabas posibles? Entonces, ¿porqué ahora no siguen abogando por la liberalización (no intervención pública) para que cada promotora o constructora quede en su lugar?. Otras cosa bien distinta es el apoyo total que debe haber desde las administraciones pública para establecer prestaciones, formar y recolocar a los trabajadores/as de este sector que ahora han perdido su empleo.

La experiencia nefasta de muchas familias que han quedado “colgadas” de por vida con hipotecas que en algunos casos se llevan más de la mitad de la renta familiar, debería hacernos reflexionar sobre la conveniencia de seguir apoyando con recursos públicos el acceso a la vivienda en propiedad, y valorar el apoyo a fórmulas de rehabilitación y de vivienda pública en alquiler, algo mucho más desarrollado en otros países europeos que han resuelto mejor este asunto.

3) También el Presidente de la región mencionó medidas para dinamizar la obra pública y mejorar el capital físico, carreteras y autovías.

Efectivamente, se trata de una medida típica de carácter keynesiano, es decir, de impulso de la actividad económica a través del gasto público, en este caso en inversión. No obstante, sería conveniente comenzar a repensar el modelo de transporte de mercancías y personas basado principalmente en las autovías y líneas de trenes de alta velocidad, por el gran impacto ambiental que implica la construcción de las infraestructuras y por el gran consumo energético que implica tal movilidad. Varios países europeos han puesto “en cuarentena” sus planes de expansión de autovías para vehículos y vías para trenes de alta velocidad ante el nuevo panorama energético que se viene encima. Están apostando cada vez más por reforzar los medios de transporte públicos convencionales por carretera y ferrocarril, mucho más eficientes desde el punto de vista social y ambiental. En estos temas, Castilla-La Mancha presenta un panorama absolutamente desolador, con comarcas rurales no vertebradas interna y externamente mediante líneas de transportes públicos que tengan itinerarios y frecuencias que ayuden a frenar el éxodo rural.

Se nos mete por los ojos las bondades del ferrocarril de alta velocidad que en breve surcará todos los puntos cardinales de la región y se nos oculta el alto coste el servicio que supondrá (que lo hará poco atractivo para el común de la gente) y el desmantelamiento paralelo que el escaso ferrocarril convencional que queda. Además, los AVES unirán capitales de provincia de la región con ciudades de fuera de ella, dejando “grandes desiertos” de mundo rural entre ellos, con pueblecillos limítrofes sin línea regular de transporte de viajeros.

1 comentario:

Si te dijera que soy de dijo...

La cuestión es que se tiran los trastos a la cabeza, unos por conseguir el poder y los otros que se agarran a un clavo ardiendo para aguantar su poltrona. Y seguimos con lo mismo. Al menos, con el PP de ahora, Barreda se está poniendo las pilas, que no es poco lo que han conseguido.

Saludos paisano.