lunes, 26 de marzo de 2012

Pegatinas para animar a la Huelga General















Estoy repartiendo pegatinas con el dibujo que encabeza esta entrada. Acabo de depositar una en cada buzón de correo de mis compañeros/as profesores/as en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Castilla-La Mancha en Albacete. También lo haré con mis alumnos/as. Creo que es bueno en general, e imprescindible en las asignaturas que imparto (Política Económica y Política Monetaria y Financiera) que los chavales y chavalas piensen POR CUENTA PROPIA, debatan y tomen postura sobre la realidad socioeconómica que nos envuelve. Como lo deberían hacer los/as trabajadores/as en las empresas, los/as pensionistas, los/as desempleados/as, las familias, los/as amigos/as,...siempre con respeto y argumentos, sin presionar y sin sentirse presionado, invitando a compartir y a plantear alternativas (que las hay).


Lo que está cayendo desde 2008 más lo que se avecina en los próximos meses (comenzando por los enésimos recortes en el Consejo de Ministros del próximo viernes que aprobará el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2012), está produciendo un daño duradero e incluso irreversible para la mayor parte de la gente, al borde del precipicio de la intervención-rescate-desintegración por parte de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea, especialistas en descuartizar y vender al mejor postor (privatizar) estados del bienestar más o menos incipientes.


Contra la injusticia social que se lleva por delante a los más débiles, y que socava los cimientos de nuestra sociedad, no hay más que impulsar la JUSTICIA FISCAL, procurando que quienes más patrimonio tienen o más rentas ingresan colaboren solidariamente a financiar lo público, que es garantía de solidaridad y ciudadanía plena. Además de ello, revisar de alto en bajo las reglas que imponen los organismos económicos internacionales, que no están pensadas para la gente, sino para mayor gloria del capital especulativo.


Pues eso, que la movilización ciudadana, ahora en forma de Huelga General, es un paso más para forzar un cambio de rumbo, antes de que el timonel títere (personificado en el anterior y en el actual Gobierno de España) nos conduzca contra el acantilado.