viernes, 4 de febrero de 2011

Las pensiones: mucho miedo y falsos argumentos


















El próximo domingo 6 de febrero en el Centro Rural Pastoral-Migrante de Fuensanta (Albacete), a las 16 horas, mis amigos/as y a la vez compañeros/as militantes del Movimiento Rural Cristiano de Albacete me han invitado a compartir reflexiones al hilo de la reciente reforma de las pensiones que se ha consensuado en España entre Gobierno, patronal y principales sindicatos.

He titulado la reflexión "Las pensiones: mucho miedo y falsos argumentos" y se puede descargar pinchando
aquí.

Dejo aquí tres ideas que nos dan pistas muy claras de por dónde van los tiros en el tema de las pensiones:

1) La mayoría de la población española es favorable a hacer un mayor esfuerzo para fortalecer el sistema público de pensiones.
Encuesta de la Fundación BBVA en 2009:
-El 58% de la población está dispuesta a pagar más impuestos para mantener el sistema de protección social.
-El 97% de la población piensa que el estado tiene mucha responsabilidad para asegurar unas pensiones dignas.

2) Quienes quieren privatizar las pensiones son una minoría enriquecida, con altos niveles de renta y gran influencia en círculos políticos y mediáticos.

3) El anterior Ministro de Trabajo, el señor Corbacho, recomendó a la ciudadanía suscribir planes de pensiones privados, afirmando que él ya tenía uno.
¡¡Qué desfachatez que el máximo responsable de la buena marcha de las pensiones públicas se pase al enemigo y renuncie a salvar e impulsar lo público!!

3 comentarios:

Laura dijo...

Gracias por colgar el power point. Con esa presentación lo entiende cualquiera Gregorio. Y miedo me da cumplir años, como no vaya trabajando ya pronto e ininterrumpidamente ¡¡me jubilaré no a los 67, a los 70 o más!!. Vivir para trabajar y morir cotizando.

Un abrazo ;)

Anónimo dijo...

Gracias por la defensa de las pensiones públicas. Me da pena ver a señores/as envejecidos/as por trabajos insalubres e imaginar que en unos años la sociedad dirigida por la mezquindad de unos pocos les obligará a trabajar dos años más. El hecho de que Corbacho y otros políticos tengan plan privado de pensiones, lleven a sus hijos a la escuela privada, se curen en la sanidad privada, ... demuestra que los servicios públicos nos los están gestionando personas que no creen en ellos. Nos los degradan.
Un abrazo.

Mark de Zabaleta dijo...

Nuestro sistema de pensiones, basado en el sistema de reparto (los trabajadores activos financian las pensiones de los trabajadores jubilados), hace aguas. Con un paro del 20% ,sin signos de recuperación a corto plazo, y un progresivo envejecimiento de la población...! habrá cada vez menos trabajadores en activo para pagar y más jubilados para cobrar su pensión !.
Y quita y no pon, se acaba el montón. El tema de las pensiones es estratégico y de futuro previsible.