jueves, 6 de enero de 2011

CHINA COMIENZA EL RESCATE A ESPAÑA






















Rescate tres delicias con salsa agridulce - Videoblog / Gregorio López Sanz from ATTAC.TV on Vimeo.


Los estados, como las personas, son entes de costumbres. Y estos días toca cumplir con la tradición y la magia de los Reyes Magos.

Cuando como sociedad hemos renunciado a un sistema impositivo progresivo que grave más intensamente las rentas altas y los beneficios de las multinacionales, y que además desmantele los paraísos fiscales y ponga límites a la desigualdad, ¿hay algo más mágico que pedirle a los Reyes más dinero para seguir consumiendo por todo lo alto y hacer frente a deudas públicas y privadas desbocadas? Este año, más que nunca, los Reyes vienen de Oriente, del Lejano Oriente.

La delegación de alto nivel del Gobierno de China que estos días está visitando España se ha comprometido a que China continuará comprando deuda pública española en el futuro. Y es que, en 2009, en términos de balanza comercial, España exportó bienes a China por importe de 2.000 millones de euros, mientras que importó por valor de 14.500 millones de euros (es decir, 7 veces más). Parece de sentido común. Si yo no paro de comprarte y favorezco así tu crecimiento, que menos que si ahora paso por malos momentos financieros, me eches una mano: la rueda (mejor dicho, la apisonadora) de la producción y el consumo.

Como China tiene superávit comercial con la mayor parte de los países del mundo, su Banco Central, controlado por su Gobierno, atesora ingentes cantidades de divisas, es decir, de moneda extranjera. Este exceso de divisas lo invierte comprando activos financieros, especialmente deuda pública (de EE.UU y España, entre otros). Así se habla de fondos soberanos cuando un estado acumula importantes cantidades de divisas como consecuencia de la venta de materias primas de su propiedad (caso de países petroleros) o de superávits comerciales permanentes en países de economía centralizada (caso de China).

La paradoja es que China (un país de economía centralizada y con una renta per capita 5 veces menor) será el país encargado de evitar el colapso de la deuda española, y por tanto, de alejar mientras se pueda el desembarco del FMI en España. Parece que algunas empresas con sede social en España, pero con filiales en todos los paraísos fiscales (BBVA, Repsol) también han entrado en la operación para explotar aún más Latinoamérica de la mano del capital chino (“cooperación estratégica” que dicen algunos/as).

Así describe un periódico de tirada nacional el acontecimiento: “Li Keqiang, viceprimer ministro chino y firme aspirante a convertirse en 2013 en jefe del Gobierno de la segunda potencia economía del mundo, fue recibido ayer como un nuevo mister Marshall en Madrid, primera escala de una gira europea que le llevará también a Reino Unido y Alemania. El Rey -que celebraba su 73 cumpleaños-; el presidente José Luis Rodríguez Zapatero; los ministros de Industria y Asuntos Exteriores, Miguel Sebastián y Trinidad Jiménez; además de la flor y nata del empresariado español agasajaron al mandatario y a su comitiva, de la que forman parte directivos de 40 compañías” (El País, 6-1-2011).

Parece que en la visita sólo se trataron temas económicos. Los derechos humanos, la venta de armas a China y otros asuntos que de verdad afectan a los más desfavorecidos, se dejaron para mejor ocasión. Y es que ahora, los ciudadanos/as de este país somos siervos, y hacemos reverencia al poderoso caballero “Don Dinero” (China), porque nos hemos metido hasta el cuello en una dinámica basada en el consumo disparado y disparatado (de bienes, servicios e inmuebles), en el crecimiento porque sí, en la venta de lo público al mejor postor y en la renuncia a la soberanía en política económica. Ahora no nos queda más que poner una alfombra roja (a más inri) para que el gran capital siga dando pasos de gigante en la tarea de desvalijar las arcas públicas y precarizar aún más la vida de la gente.

Claro, que puestos en metáforas de rescates, la salvación del náufrago pasa por dos opciones. Nadar hacia alta mar atraído por los cantos de sirena de unos mercados embaucadores y allí hundirse una vez exhaustos. O bien, mirar en derredor y cambiar el rumbo de nuestro esfuerzo hacia la playa de una isla cercana, donde desconectar y aprender a vivir con menos,…pero vivir, de pie, que no arrodillados.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué es eso de la deuda pública?
qué es lo que están comprando los chinos? lo podrias traducir?
gracias

Goyo dijo...

Hola:
Cuando el sector público (el Gobierno) de un país gasta más de lo que ingresa, el déficit que se produce hay que cubrirlo de alguna manera. Tradicionalmente había 3 formas de hacerlo: a) imprimiendo más dinero y poniéndolo en circulación (mediante el abono de gastos públicos), b)pidiendo prestado al banco central, y c) emitiendo deuda pública que fuera comprada por particulares o bancos que prestaban su dinero al Gobierno a cambio de un interés. Desde el Tratado de Maastricht de 1992, la Unión Europea prohibió las 2 primeras posibilidades, reservando así un ingente negocio financiero a bancos y grandes fondos de inversión (que ahora llamamos eufemísticamente "mercados")que ahora tienen la capacidad de exprimir a su gusto a los estados prestándoles o no, y a un tipo de interés que puede ser de usura.
Pues bien, China, como buenos amigos, dicen que de momento van a comprar importantes cantidades de deuda pública española (a un tipo de interés módico, claro) para así rebajar la presión de la cuerda sobre el cuello.
Espero habértelo aclarado, pero si aún persisten dudas, pues las dices.
Gracias por tu interés. Goyo.

Anónimo dijo...

Con la política monetaria cedida al Banco Central Europeo, no se puede imprimir mas dinero para financia el deficit porque equivale a devaluar la moneda. El Banco Central Europeo ha hecho el antiguo papel de los bancos centrales de cada estado y ha comprado deuda de los paises con problemas.

Zabaleta Herrero Marc reinventado dijo...

Excelente artículo. China compra nuestra deuda en euros para diversificar su importante cartera de deuda pública mundial (sobretodo en $) y para fidelizar un mercado importante por su estratégica posición (Sudamérica/mercados de habla hispana).
marcdezabaletaherrero.blogspot.com

Anónimo dijo...

Goyo, con todo este marasmo que azota a Europa y en especial a los PIGS (voy teniendo conocimiento a meida que voy leyendoos) quisiera, si es posible, que me contestaras ¿Qué sucedería si países como Portugal, Grecia y España fueran desligadas de La Unió Europea?
¿Salirnos del euro sería tan tremendo?
Muchas gracias

Anónimo dijo...

Anónimo:
"fueran desligadas de la Unión Europea" es una circunstancia dificil de definir, como se hace el desligamiento? es decir, España sale de la Unión Europea?, del Euro? de primera mano te puedo decir que en el debate que determinadas personas sugieren de que estariamos mejor fuera del euro, dadas las circunstancias actuales, creo que deberian pensar detalladamente el concepto político y de desarrollo de lo que siginifica la unión Europea, y asímismo revisaran el concepto de "unión monetaria",

Laura dijo...

Hola Gregorio, acabo de ver este documental sobre la obsolescencia programada y el decrecimiento como solución. Te paso el enlace por si te interesa.
Un Saludo

http://www.rtve.es/mediateca/videos/20110109/comprar-tirar-comprar/983391.shtml

Goyo dijo...

Efectivamente. Muchas han sido las voces que los últimos tiempos han criticado que la Unión Monetaria Europea no se haya conformado en paralelo a una Unión Fiscal. ocurre ahora que ante los problemas de los PIIGS, se las tienen que ventilar solos, sin poder recurrir a una hacienda común fuerte....y la devaluación de la moneda no es una medida posible puesto que se cedió la soberanía en esta materia al Banco Central Europeo.
Tal y como está el patio, la salida del Euro implicaría castigo de los mercados financieros, ¿pero acaso no está esto ocurriendo ya cuando estamos dentro del Euro?.
Al final llegamos a señalar que la fuerte dependencia del financiamiento exterior (tanto del sector público como del sector privado) hace que seamos rehenes de quienes nos prestan. Romper esa atadura seguro que iría acompañada del cierre del grifo de los fondos especulativos que ahora financian a la economía española, e impondría importantes sacrificios y ajustes, ¿pero acaso no está eso ocurriendo ya en esta Unión Económica y Monetaria que no quiere saber nada de reducir desigualdades sociales? Un dato: Alemania creció en 2010 al 3,6% del PIB, mientras que España ronda el 0%. ¿Son las mismas políticas monetarias y financieras las que necesitan ambos países? Seguramente no, pero el BCE no discrimina, y quizás en breve, en cuanto repunte un poco más la inflación, comience a subir los tipos de interés, algo que Alemania puede asumir sin más, mientras que en España condenará aún más la recuperación.

Anónimo dijo...

Quizás has puesto los datos del desequilibrio comercial con China oficiales, pero amigo, hay una cosa que se llama dinero B y resulta que se está importando por muchísimo más valor del que se dice productos Chinos, importadores de ese pais facturan equipajes con dinero B, y supongo que tendrán otras formas de sacar divisas de España, luego la balanza comercial con China está mucho más desequilibrada (puede que en más del triple de los datos oficiales), no hay más que ver que cualquier producto de uso corriente lleva y no todas las veces el Made in China. Como consumidores debemos de apostar por el producto español, y más aún por productos que estén los más cercanos posibles en su generación para evitar gastos energéticos mayores en transporte,etc. Al producto Chino que muy bien se puede fabricar aquí se le puede decir aquello de "lo barato sale caro", no hay más que ver el deterioro del mercado laboral español y europeo. Todos tenemos cierta responsabilidad, al menos en el consumo. Aunque la mayor ha sido de las multinacionales y poderosos que fueron a fabricar en los lugares con menor costo y lo venden donde mejor se lo pagan. Un saludo y ánimo.